Septiembre 2016

La llegada de septiembre significa la llegada de la primavera. La temperatura ha ido subiendo poco a poco, y ya se ven algunas flores en nuestro jardín. Hoy está lluvioso, pero se espera que vengan días lindos.

Charlotte comenzó su clase de Educación Cristiana II en CETAU (Centro de Estudios Teológicos Aliancista del Uruguay), y está muy contenta. La respuesta de los estudiantes ha sido muy buena. Hemos tenido buenas conversaciones con el liderato del instituto. Estamos pensando y planificando para lo que será la segunda etapa de nuestro rol, es decir, involucrarnos un poco más tanto en la enseñanza como en algunos asuntos administrativos. Estamos muy agradecidos de nuestra amiga, hermana y mentora Rebecca Rodríguez, quien desde los Estados Unidos se mantiene en contacto con nosotros y con el director para ayudarnos en este proceso. Es lindo ver cómo tanto a ella como a otros misioneros que han servido aquí en Rivera, se les recuerda y aprecia mucho.

Las nenas tuvieron su receso de primavera, y aprovechamos para pasar unos días en Montevideo. Visitamos la Ciudad Vieja, que nos hace recordar el Viejo San Juan, y pudimos disfrutar de un interesante recorrido del teatro Solís. Caminamos por el área y tomamos café en una linda librería. También llevamos a las nenas a la Ciudad de los Chicos, un lugar interactivo donde se recrea una ciudad y ellos pueden hacer muchas cosas divertidas. La pasaron muy bien. Claro está, también tuvimos tiempo para compartir con el equipo, a la vez que Sofía y Sara jugaron mucho con sus amiguitos de allá.

Aunque nosotros no participamos, nos gustaría que sepan que la misión organizó un retiro de un día para los hijos e hijas (adultos) de los pastores uruguayos. Escuchamos que fue un tiempo lindo para escucharles y afirmarles. Seguimos orando por este grupo.

Todavía en Montevideo, estuvimos junto al equipo en un retiro de 3 días para orar y recibir orientación sobre algunos aspectos. Fuimos recordados sobre la necesidad e importancia de la oración, y nuestra dependencia de Dios. Celebramos lo que está pasando aquí y en otros lugares de Latinoamérica. Salimos animados y fortalecidos para continuar nuestra tarea. Damos gracias a Dios por un equipo muy lindo y por relaciones saludables.

Durante el retiro, celebramos también mi cumpleaños, y Charlotte me sorprendió con un ukelele. Es uno de mis nuevos pasatiempos. El otro ha sido correr, pero una lesión (nada grave) en el pie me obligó a descansar un tiempo.

Antes de regresar a Rivera, nos quedaba un compromiso más. Participamos de la materia “Pedagogía de adultos en el contexto de la iglesia” con Ana Somoza, quien es autora de varios libros en el tema, y profesora y conferenciante en Argentina. Demás está decir que fue una experiencia muy enriquecedora. Además, el compartir con el grupo de pastores nos brinda la oportunidad de seguir desarrollando amistades con ellos.

Bueno, dejé lo mejor para el final.

En primer lugar, de regreso en Rivera, nos recibieron con la noticia de que nuestra residencia temporaria ¡ya ha sido aprobada (por 2 años)! Lo que falta es sacar la cédula de identidad en las próximas semanas. Gracias a Dios por un proceso bastante rápido y sin complicaciones.

Como si eso fuera poco, gracias a Dios y a las aportaciones económicas de nuestra iglesia de la Cumbre, distrito de PR y otros familiares y amigos, ¡¡ya tenemos guagua!! ¡Estamos tan agradecidos, y tan contentos! 
Gracias por estar pendientes de nosotros. Es bien especial saber que somos parte de una familia hermosa, la familia de la Alianza, pero más aún, la familia de Dios.

El mes pasado pudimos usar fondos de nuestro “work special” para adquirir un software de estudio (Logos) que beneficiará mucho nuestra labor de enseñanza. No hubiésemos podido hacerlo si no fuera por sus ofrendas. Otra vez, ¡gracias!

Su fiel y sacrificada aportación al Fondo de la Gran Comisión permite que nosotros y muchos otros puedan servir en diferentes partes del mundo.

Algunos motivos de oración:

el instituto: por un buen fin de año académico y por los procesos y proyectos para el proximo año. 
los pastores y sus familias
nosotros y el continuo proceso de transición
el resto del equipo y el proyecto en Montevideo
nuestras familias en PR

Bendiciones,
Oscar, Charlotte, Sofía y Sara